De cara a optimizar nuestro cumplimiento de las exigencias de clientes, sociedad, trabajadores y del resto de las posibles partes interesadas, contamos con un sistema de gestión,basado en las normas ISO 9001:2015, ISO 14001:2015 , e ISO 45001:2018, que asegura que nuestro proceso productivo es íntegramente respetuoso con el entorno y cumple con las regulaciones locales, autonómicas, nacionales y europeas en la materia de Calidad, Seguridad y Salud Laboral y Medio Ambiente.

En materia de gestión ambiental, a lo largo de 2019 se han conseguido los siguientes logros:

El coste en materia de energía eléctrica ha supuesto un 76% del registrado en 2018 (siempre ya relativizado respecto a la producción) y el MIX energético de nuestro principal proveedor ha descendido de 0,278 a 0,20 kg de CO2 / kw h.

Se establecen objetivos referentes a :

  • Reducción del consumo de gasoil a valores de 0,014 l/euro facturado. 
  • Reducción de las emisiones de CO2, mediante el objetivo anterior y manteniendo bajo el consumo de energía eléctrica, así como mediante el ajuste de la política de contratación energética < 0,20 kgs CO2 / kw h de MIX energético

Se plantean objetivos de control referentes a:

  • Control de la emisión de gases
  • Control de la gestión de residuos inertes
  • Control del consumo de agua de Dominio Público Hidráulico en obra civil
  • Control de la potencial contaminación del agua

Si la protección del Medio Ambiente es una prioridad para ERRI-BERRI, velar por la seguridad y salud de las personas que trabajan en la organización no puede ser un objetivo menor.  Para 2020 nos hemos planteado:

  • Reducir nuestro índice de accidentalidad, que ya se encuentra por debajo de la media del sector
  • Sensibilización del 100% de la plantilla en el riesgo asociado al mal uso de dispositivos móviles
  • Acreditarnos con la nueva norma ISO 45001:2018.
  • Optimizar el seguimiento preventivo en obra y aumento de la integración de la Prevención a todos los niveles

A su vez, durante el último periodo trienal, mantenemos los índices de siniestralidad (incidencia, frecuencia, gravedad) claramente por debajo de la media del sector (Índice de frecuencia de 30,86, frente al 46,1 del sector, índice de frecuencia de 5,19 frente al 7,9 del sector e índice de gravedad de 0,44 frene al 1,51 del sector) .

La obra se llama desmantelamiento y demolición de las lineas de produccion 3, 4 y 5 en la planta de cementos Molins Industrial en la localidad de Sant Vicenç dels Horts (Barcelona).

El volumen a demoler es de 48.695 m3.

Además de la demolición Erri Berri valorizará residuos y a realizar la gestión de otros residuos.